De la ausencia y el béisbol

El día que Yuliesky Gourriel jugó en el José Antonio Huelga con la camiseta de Industriales ya hacía tres meses de la muerte de mi abuelo. Una neumonía asintomática que se lo llevó en apenas doce horas. Cuentan que en ese primer partido la gente sacó carteles y lo insultó de lo lindo. El Yuli se agarró los huevos, los mandó a callar con el dedo en los labios y dio un jonrón. Cuarenta y cinco juegos más tarde, ya se sabe, Industriales clasificó y Sancti Spíritus quedó último de la serie. Cuando comenzaron los rumores de que los Gourriel se iban a La Habana, ya mi abuelo se había cansado de la pelota. O se había cansado de vivir, que viene siendo la misma cosa. Reservaba los últimos atisbos de su ojo bueno para despedirse de nosotros y así lo hizo, la madrugada del cinco de agosto de 2013. Noventa días antes de que comenzara la Serie Nacional.

Durante muchos años, mis tías buscaron inútiles explicaciones para las eliminaciones del equipo espirituano. El consuelo más original que encontraron para reanimar a su viejo fueron las fiestas post-derrotas en la azotea de Eriel Sánchez, visible desde la casa, míralos papi, si a ellos no les interesa perder, no vale la pena que te pongas así. Los años de mejores campañas para los gallos, una de mis tías hacía siempre la misma promesa: si ganaban el campeonato iría donde los peloteros a decirles que habían hecho feliz a un viejo de noventa años. Y les daría las gracias.
Hoy, últimos en la tabla de posiciones, no parecen tan malos los quintos o cuartos lugares de costumbre. Por lo menos clasificaban. Hay quien dice que la ausencia del apellido en el terreno fue lo que nos derrumbó. Francamente no lo sé. Desde que murió mi abuelo prefiero callarme. Hace poco me aseguraron que ninguno de mis argumentos sobre la deserción de tres regulares de mi equipo eran confiables, porque las mujeres estamos llenas de rencor, y al parecer “el rencor no nos deja razonar”.
Con el paso de las subseries, la gente del Latino se acostumbró a ver al Yuli en tercera base. Con el tiempo dejaron hasta de gritarle Shakira. Se olvidaron del Clásico y de María Santísima. Ahora le piden que decida él y lo saludan a lo militar cuando pisa el home.
Cerca del final, las únicas frases que lograba arrancarle a mi abuelo eran gracias a la pelota. Tal vez por eso no tenía nunca el valor de apagar la televisión o la radio antes del último out. Pero eso era antes, cuando mi abuelo estaba vivo y cuando picaban los gallos. Ahora me importa poco que Yuniesky produzca más con Industriales, que sea mi equipo quien provea los refuerzos este año o que los tres hermanos jueguen playstation en su mansión de Siboney. El día cinco cumple mi abuelo ocho meses fuera. Eso es todo lo que cuenta.

Anuncios

15 comments

  1. Diana, no calles, aunque los gallos ya no piquen, aunque la pelota ya no sea siquiera buen pan o circo, aunque el abuelo ya no esté. No calles nunca, que eso es de lo poco que cuenta.

  2. Diana lo mejor es recordar a tu abuelo, y no mencionar a un tipo que está inflado y que dicen que es bueno, pero cuando lo insultan responde tocandose donde no debe frente a miles de niños, y después dicen que es buena persona. Una veradera estrella como Ryan Braun o de la talla de Alex Rodríguez vinculados con el fraude y las drogas, son mas vilipendiados que él y no responden así. Debut a lo grande, este post tuyo!!

  3. no sabía esto..cdo me invitaste a leerlo no lo hice y me arrepiento. este post está muy pero q muy emotivo. lo pensaré dos veces a partir de ahora cdo vea los hnos Gourriel en el latino. espectacular! …por cierto Industriales campeón! jjj un bso

  4. Bienb tarde entre aqui y lei. Muy interesante lo que has escrito y con una formula muy particular. Te dire; a mi me gusta la pelota muchisimo, y no te imaginas la de insultos ylas veces que patalee, no se de los deslices y emburramientos incluso dentro de mi propi familia; un dia me dijeron; papa mira los peloteros ganen o pierdan ni bravos se ponen, a la media hora estan disfrutando de lo lindo, sin lagrimas y con muchas risas, asi que tu dejalos a ellos, si ganan bien y sino tambien.

  5. No sé con qué letra empiezas, me ahorro tiempo al contar las palabras , solo sé que de tus escritos disfruto y aún no sé quien eres.Algo si se hace poco ,para ti lo significa todo, exitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s