Instrucciones para sufrir una lista de espera

1. Vaya a la Terminal La Coubre (no puede ser otra terminal) y anótese para un destino. Si solo quiere el modo light de sufrimiento elija una provincia central. Si está preparado para lo hardcore anótese para Santiago de Cuba.

2. Aproveche las grandes festividades o fechas señaladas para su viaje (fin de año, día de las madres, semana de receso, etc.). Descubrirá que lo precede un mínimo de 400 números (personas). Comience a disfrutar su estancia.

3. Quédese toda la noche a la espera de ser llamado (en serio, solo funciona si pasa la noche allí, de lo contrario se esfumará cualquier vestigio de placer).

4. Vaya corto de dinero. Un poco más que el pasaje servirá.

5. Invéntese una excusa para necesitar llegar lo más pronto posible a su destino y luego compruebe en la pizarra que la lista no se ha movido un solo número desde que llegó.

6. Espante toda idea de pagar 5 CUC para garantizarse un asiento en la próxima yutong. No haga trampas.

7. Ponga el equipaje en el suelo y siéntese encima de él.

8. Observe que siempre habrá alguien que lleva más días que usted allí y sigue vivo. Muéstrele sus respetos.

9. Cuando llamen lista de espera hacia su destino corra con todo y equipaje y sumérjase en el mar de manos que alargan sus carnés hacia la ventanilla tratando de clasificar en ese viaje.

10. Solo llamaron tres capacidades. Regrese a su posición inicial.

11. Sienta morir sus esperanzas de viajar ese día lentamente y reprima un sollozo.

12. Alcanzará el clímax del sufrimiento luego de la sexta llamada a su destino sin éxito de clasificación.

Algo que debe saber sobre La Coubre y las listas de espera:

-Siempre llamarán más capacidades para los destinos en los que usted no está anotado.

– En la madrugada no gaste el dinero en galletas de cuatro pesos, porque a las 5.30 de la mañana aparecen los panes con croquetas más sabrosos del mundo.

-No pierda el tiempo, anótese para cualquier lugar, incluso si no le conviene. El hecho de que su número sea llamado aunque sea para Quemado de Güines le levantará el ánimo.

-El café de las listas de espera es el peor café del mundo, pero lo mantendrá vivo, aguante la respiración y trágueselo.

-En las listas de espera TODOS hacen trampa. No sea la excepción.

(Basado en una historia real)

Anuncios

30 comments

  1. Instrucciones para sufrir una lista de espera:Mis felicitaciones a la aiutora de esta sintesis Kafkiana de lo que es una lista de espera ne nuestro pais,cosa que solo entendemos los cubanos y que aseguraria es autoctono.Siga escribiendo asi,los temas son infinitos

  2. jajajajajajaja. Gracias Diana Ferreiro por hacerme reir a carcajadas en una aburrida tarde de oficina. Parafraseando a Silvio, que me perdonen los de la lista de espera de la Coubre por mi felicidad.
    Felicidades Diana, ojalá te pudieran leer los dolientes.

  3. Reblogged this on Rouslyn´s Blog and commented:
    Para morirse de la risa!! La verdad es que he estado muy pocas veces en una lista de espera, y precisamente por las razones acá esgrimidas!! Yo, si tengo que viajar por lista de espera…no viajo!!

      1. diana, todavía no he tenido la oportunidad de vivir la experiencia de reservar en la lista de espera hacia las provincias orientales, aunque da lástima ver como las personas(que en muchos de los casos lo hacen por razones decrácter urgente, como turnos al médico, etc) que van hacia esos destinos tienen que sufrir la agónica historia que cuentas y que está muy lejos de ser ficción. Aunque creo que sólo te faltó para que tu historia fuera lo más placentera posible llegar a la terminal a anotarte y tener que hacer la cola para ello, en cualquiera de los horarios de cambio de turnos.

  4. Diana, magnifico, solo comprensible por los que hemos vivido la experiencia…te falto como regla no ingerir liquidos porque si te dan ganas de ir al baño…ayayayayyyyyyyyy

  5. Dice Alejo , en su blog, que no cree en supersticiones …. y luego opina que es falso que pisar mierda de perro traiga mala suerte.

    Alejo, que habla el lenguaje de los materialistas dialecticos, seguramente tampoco cree en la magia o vudu, pero deberia. Y hablo con conocimiento de causa pues, a mi, ese perro me clavo los colmillos, cuando resulte victima de un poderoso hechizo o magia negra que hacen algunos haitianos consistente en dejar abandonado dinero cagado con la ilusion de que el venga detras e ingenueamente se lo embolsille, se apodere tambien de toda su mala suerte con las finanzas.

    El asunto ocurrio en el anno 2000. Lugar: Areas verdes de la Planta de la Motorola unicada en Boynton Beach. Florida. El hechizo, me lo hizo un negrito haitiano arruinado porque era jugador compulsivo en las tragaperras del Hard Rock Casino de Fort Lauderdelle, que logro curarse de ese mal a costa mia y, que luego de que el destino lo levara a hacerse mi amigo me lo confeso mientras me invitaba a unas cervezas – yo estaba sin blanca- y me dijo que no me preocuopara pues el hechizo duraba solamente un ciclo de siete annos. Curiosamente, siete anos es el plazo que la ley de bancarrotas de la Florida permite acogerse a su capitulo siete de proteccion..

    Nota al margen: Soy de la idea de que los problemas financieros de esa nacion Hermana, Haiti, tienen sus origines en que su poblacion le presta oidos a superticiones y sufren un cliclo permanente de mala racha pasadose unos a los otros los mismos billetitos cagados. Pero considerendolo solo una teoria que me ha venido de pronto a la mente

    Porque efectivamente, en siete annos

    Me aficione a jugar dinero en las tragaperras de los casinos.

    Perdi mi trabajo porque la Motorola cerro sus puertas. Dicen los economistas que dicho cierre se debio a la fiera competencia de rivales como Erickson y Samsung asi como las ventajas que le proporcionaba a la Motorola establecerse fuera del pais luego de la aprobacion del Tratado de Libre Comercio entre Mexico y los EE UU , Pero yo se que cerro porque el hechizo era demasiado potente y termino por afectar las finanzas de dicha corporacion multinacional junto a las mias.

    Ademas de perder mi empleo, sufri dos divorcios.

    Ambas mujeres me abandonaron por mi maldita costumbre de gastarme en los casinos el dinero de la comida y la renta ,

    “Tu veras, Solo tenme paciencia- yo les decia- Tu veras que la proxima vez nos forramos”

    Y si no me pusieron los cuernos fue solo porque el hechizo en cuestion estaba orientado a afectar solo la esfera monetaria y no se involucraba en el mundillo de los relaciones matrimoniales.

    Sufri un accidente de transito, que me condujo al hospital y si no resulte lisiado fue, de nuevo, porque la maldicion solo tenia que ver son los asuntos financiero-monetarios.

    Mi Subaru , Japones, resulto declarado perdida total y debi meterme en deudas para comprar otro automovil (Un Pontiac Firebird rojo que era una belleza, y los problemas que me dio es tema para otra historia) .

    En corte, me declararon culpable del accidente y me obligaron a pagar indemnizacion al chofer que me golpeo por un costado y que por poco me mata, Al no poder pagar, me quitaron mi licencia de conduccion.

    Mis dos hijos varones se vieron envueltos en sendos enredos amorosos con chicas – adolescents como ellos, pero unos annos bajo los limites de la minoria de edad-. y tuve que correr con los enredos legales y enormes gastos para sacar a mis muchachitos de sus respectivas prisiones

    Perdi mi casa. Se cumplieron los siete annos. y pude declarar Capitulo Siete de la ley de bancarrotas para limpiar mis deudas. !Uf! Respiro.

    Recuerdo el aciago dia en que , mientras caminaba para ejercitarme, oculto en unos matorrales , descubri el fatidico billetito de cien dolares que olia lo suyo (No se si dije antes que el hechizo era extremadamente potente)

    Antes de tomarlo con unas pinzas de la Motorola y meterlo en un sobre sellado, tambien de la Motoola para llevar mi preciada carga a la casa y meterlo en la lavadora
    ,divise el billete e ingenuamente me dije

    ” Con lo mal que andan mis finanzas, Hoy es mi dia de buena suerte” El billete estaba cruzado longitudinalmente por una linea de color marrron obscura y en lugar de pensar en magia negra me dije mientras observaba a mi alrededor con la illusion de encontrar – horror de horrores- otros billetitos abandonados de identica denominacion:

    ‘Seguramente que paso por aqui un tipo cojonudo, podrido en dinero, con un agudo dolor de tripas y no encontro nada mejor con que limpiarse”

  6. Diana, excelente articulo, sobre todo porque me he visto retratada. Te comento que en mi último viaje a Niquero, Granma; me dio tiempo anotarme para Santiago, Guantánamo, Bayamo, Manzanillo y Niquero. Salieron cerca de 10 yutones para Holguín y Las Tunas, pero para donde iba yo, ni uno. Estuve 24 horas, creo que no sufrí tanto el calor del 3 de Agosto. Hasta conservo un video de la limpieza de las 2.00 am en la que nos pasamos corriendo los asientos por diferentes lugares para que el empleado pudiera tirar un poco de agua y arrastrar el sinnúmero de cucuruchos, latas, papeles, nylons, cajitas, comida y todo cuanto las personas tiraron en su estancia. En fin, que decidí no dormir porque justo cuando conciliaba el sueño me tenía que parar para mover la silla. Eso sin contar que siempre hay alguien que te ilusiona (a las 11.00 pm cuando ya han muerto las esperanzas de irte ese día) con eso de que “me dijo la del baño que entró un extra para Bayamo y que lo van a llamar ahora” y amaneces esperando esa llamada.
    Súmale también a toda esta agonía la presencia del dueño del carro particular que con unas cuerdas vocales envidiables para cualquier cantante de ópera se pasa toda la noche gritando “carro a Bayamo” justo para donde uno va pero que no llama la lista de espera. Realmente torturante.

      1. jajaja Diana, es cierto, pero es dificil pasar 24 horas en un lugar así y no empatizar con la gente. Y una cosa que es factible es ir en pareja, así mientras uno cuida los maletines el otro corre para la ventanilla con los carnés, así no se pierde el asiento o el puesto en el piso.

  7. Diana has dicho tanta verdad con tal humor que parecería que exageraras para los que nunca han vivido este experiencia, pero para nosotros los que estamos conectados con tal vivencia es algo intransferible lo que se puede experimentar en las listas de esperas, sólo es comparable con la espera de la muerte al que torturan que la ve como su salvadora. Se vive lo que Viktor Frank llamara existencia provisional, es un quedarse sin posibilidades de nada y no hacer otra cosa que esperar, es provisional pero ¿Hasta cuando? sobre todo para los que no les queda más remedio que ir a su provincia y no tienen a donde ir, ni que hacer más que esperar y esperar y que su vida pierda angustiada e inútilmente.

    Mi mujer y yo tuvimos la amarguísma experiencia en la Coubre el año pasado cuando íbamos a Niquero y fue la odisea de las odisea ese pues estuvimos día y medio, sé que habían más personas allí que llevaban más tiempo y si no es porque nos vamos para Bayamo al otro día creo que todavía, sin exagerar estuviésemos esperando la Youtong para Niquero. Por favor … ¿Es el Bloquéo el origen de ese mal? lo pregunto porque no estoy enterado…

    1. Qué recuerdos amor!! A pesar de toda aquella tragedia no sabes la añoranza que me dio leer este artículo de Diana. Tú sabes el porqué.

  8. Si mi vida, lo sé fue algo negro en ese entonces pero ahora queremos a veces regresar a ese entonces, pero no nos quedemos allí vamos a estar juntos dentro de muy poco amor…

  9. La verdad y nada más que la verdad, ja ja ja. La historia de la lista de espera en cuba es como una de las leyes de murphy… no importa cuantas veces pases por ahí siempre se cumplirá lo que dice el artículo…Felicitaciones

  10. una vez fuimos a Santiago de Cuba (si, nos pusimos hardcore) en plenas vacaciones (un plues) por lista de espera en la Coubre. Cuando aún no había Yutongs. Aún no sé cómo sobrevivimos.

  11. Muy bueno y me llena de nostalgia aquellos tiempos en que viajaba de Sta Clara a La Habana y de regreso a Sta Clara, las técnicas que tenia que emplear. Hasta con telegrama de fallecido viaje, recuerdo que llamaba a mi mama en Sta Clara y le daba las instrucciones, que llamara a la funeraria y preguntara a quien estaban velando y que me pusiera un telegrama, asi cuando me preguntaran en la terminal o llamaran a la funeraria en Sta Clara para confirmar todo coincidiera, y que nadie dude que no llamaban, era un pasame menos que podian vender por la izquierda. Recuerdo que me anotaba para varios destinos, Vuelta 1:05, Jatibonico 4:30, Sta Clara (8 vías) 7:30, y dias de pormedio Zulueta, Caibarien, Manicaragua y por ahi pa alla. En una ocación me fui hasta Cienfuegos que tenia 6 salidas en el dia.
    No solo de La Coubre (omnibus) la parte del tren tambien me trae recuerdos, pero siempre fue mas dificil sacar en tren, el especial era casi imposible aunque el espirituano habia cierto rejuego y si no a pagarle a los que estaban en la puerta de la stación Central para que te dejaran pasar y despues darle 40 pesos a la ferromosa. Una vez con la suerte del mundo llegue para anotarme y pude sacar para el coche motor HAB-MOR, pero solo una vez, despues desaperecio.Las veces que me quede en La Coubre, las noches enteras en la jodedera.
    Que recuerdos.
    Muchas gracias por traerme estos recuerdos con este post

  12. Muy bueno y me llena de nostalgia aquellos tiempos en que viajaba de Sta Clara a La Habana y de regreso a Sta Clara, las técnicas que tenia que emplear. Hasta con telegrama de fallecido viaje, recuerdo que llamaba a mi mama en Sta Clara y le daba las instrucciones, que llamara a la funeraria y preguntara a quien estaban velando y que me pusiera un telegrama, asi cuando me preguntaran en la terminal o llamaran a la funeraria en Sta Clara para confirmar todo coincidiera, y que nadie dude que no llamaban, era un pasame menos que podian vender por la izquierda. Recuerdo que me anotaba para varios destinos, Vuelta 1:05, Jatibonico 4:30, Sta Clara (8 vías) 7:30, y dias de pormedio Zulueta, Caibarien, Manicaragua y por ahi pa alla. En una ocación me fui hasta Cienfuegos que tenia 6 salidas en el dia.
    No solo de La Coubre (omnibus) la parte del tren tambien me trae recuerdos, pero siempre fue mas dificil sacar en tren, el especial era casi imposible aunque el espirituano habia cierto rejuego y si no a pagarle a los que estaban en la puerta de la stación Central para que te dejaran pasar y despues darle 40 pesos a la ferromosa. Una vez con la suerte del mundo llegue para anotarme y pude sacar para el coche motor HAB-MOR, pero solo una vez, despues desaperecio.Las veces que me quede en La Coubre, las noches enteras en la jodedera.
    Que recuerdos.
    Muchas gracias por traerme estos recuerdos con este post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s