Y la azzurra dolió…

(…como duelen las cosas que no tienen mucho sentido)

Para ver el Italia-Uruguay de ayer me fui lejos de la redacción. Me fui a la casa de un amigo –llamémoslo Carlos- conocedor de fútbol, de literatura y de música cubana y de pelota, y que obviamente prefería a Uruguay. Pero me fui a su casa porque Carlos me quiere tanto que sería incapaz, derrota mediante, de herirme con el tema. Carlos y yo nos queremos desde hace algunos años. Nos queremos a gritos desde el balcón de un onceno piso y desde la ventana del chat. Tanto que mi madre hizo una novela sobre mi supuesto amor secreto por él y la distribuyó entre la familia, que hasta hace poco veía en Carlos al bastardo que me hacía sufrir. Nos reímos durante semanas.

Llegué temprano. Sobre las once. Carlos vive alquilado cerca de la Terminal de Ómnibus, en uno de esos edificios en los que tienes que pasar horas esperando a que alguien entre o salga y, de mala gana, te permita entrar. A las doce menos veinte busqué un teléfono público. Lo localicé en Santa Catalina y le grité. Le grité mucho y luego colgué el teléfono. A las doce menos cinco llegó corriendo, justo cuando comenzaban los himnos. Ay Nené, me dijo, ¿no sería hermoso que ganara Uruguay? Nada más lo miré.

El partido lo vi entre sobresaltos e insultos. Italia alineó ofensiva y casi no atacó, se buscó dos amarillas y una roja. Al ´81 se me aflojaron las lágrimas con el golazo de Godín y entonces, solo entonces, los italianos se quitaron la camiseta y le fueron con todo y uno mordido a Muslera. Con todo y un Pirlo que se jugaba la vida en cada pase, que se caía a trozos sobre el terreno y aún así fue el mejor por la azzurra. En su partido 112, el último con la selección, Andrea Pirlo tuvo que regresar a casa y le sudaba el rostro a mares como queriendo confundir las lágrimas entre tanta sal.

Y es raro Nene, que uno sufra así por la selección de un país que nunca ha pisado, que no comparte siquiera tu idioma. Es raro que te duela Pirlo, por ejemplo, que no lo conoces de nada o aceptar que incluso a un tipo como Buffon le gana la edad. Es raro tener tantas ganas de llorar, Nene, y controlarlas a duras penas.

Italia se fue a casa en la fase de grupos por segunda vez en ocho años. Por segunda vez me voy a la cama vencida por el agotamiento y la sensación de asfixia que produce soportar a una horda de hinchas —cubanos por demás—, burlarse todo el día de la derrota. Pero no me ciega la pasión. El árbitro condicionó el partido, pero Buffon solo había demorado el gol. Y, estemos claros, la mordida no hace ninguna diferencia, al menos para nosotros. Ya Chiellini dirá.

Anuncios

10 comments

  1. Dianita leer tus posts es el rato de relajación que me permite alejarme de tanto trabajo…me hubiese gustado haber leido uno sobre por qué se fue españa…ja ja..saludos

  2. Diana me uno a ti en el dolor, lo he sentido como si hubiese vivido en Italia toda una vida, tranquila, esperemos que para el próximo vengan con más bríos…..

  3. Yo he sufrido mucho por la Azurra desde siempre. Recuerdo la final del 94, cuando Baggio falló el penal y Brasil ganó. Yo tenía 12 años, mi casa estaba llena de amigos de mi padre y vecinos, y todos le iban a Brasil. Yo era el único con la camiseta de la Azurra. Ese día lloré de rabia y frustración. Igual que tú, jamás he pisado Italia. Y recuerdo como un día de los más felices de mi vida cuando ganamos el mundial del 2006!! 🙂

    1. Yo en el 94 tenía 4 años, así que no tuve que vivir ese momento, pero lo he visto, es muy triste la imagen de Baggio de espaldas, con las manos en la cintura, mientras el portero brasileño se arrodilla y celebra… Pero el 2006 ah!, qué felicidad!!!!!!! Para Rusia será, un abrazo y Forza Italia!

  4. Pues para el país rey de la discriminación y la soberbia (Italia por si no saben de quien hablo), espero que nuevamente sea eliminado en la fase de grupos en el Mundial de 2018 y si es posible sería grandioso ver a Cuba en lugar de los italianos…lástima que la gente siga pensando que las apariencias son mas importantes que las realidades…

  5. P.D. México dos veces puso de rodillas a la azurra…así que con todo y su poética futbolera, Italia es un equipo mezquino que a la menor amenaza de derrota firma los empates…

  6. Dianita, te leo siempre, es muy resfrescante tu posts, por ahora estoy un poquito lejos de cuba y tu me acercas de manera increible con la forma en la que escribes, espero sigas asi,

  7. Tênia onde anos cuando el mundial del 94 en ESE mundial comenzo mi pasion por el football y por la azzuri ,no querria que Baggio cobrará sabia q fallaria sim embargo Itália llego hasta ESE nivel por el.me gustaria ver a cuba en un mundial solo que nuestros fotbolistas tienen q julgar en otras ligas au que sea segunda o tercera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s