Leer en guaguas

Por toda respuesta le mostré la tapa del libro.
-¿Sobre qué es?
-Sobre un tipo que espera durante toda la noche por que su esposa regrese.
-¿Y regresa?
-No lo sé, aún no termino.
-Quiero decir si tú crees que regrese.
-Supongo que no. Espero que no.
-¿Tú quieres que el tipo se quede solo?
-Sí, al menos el tiempo suficiente para que termine el libro que está escribiendo.
-¿El tipo es escritor?
-Más o menos. Escribió una novela corta hace un tiempo, pero no la ha publicado.
-¿Es mala? Quiero decir, ¿el tipo es mal escritor?
-Yo no me he leído la novela del tipo.
-Pero esas cosas se saben, ¿el autor no ha dicho si al tipo le publicaron algo alguna vez, por ejemplo?
-Nunca ha publicado nada, pero eso no tiene nada que ver. Hay gente muy buena que nunca ha hecho las cosas que quiere hacer.
-Sí, pero, digo yo, si fuera tan buen escritor tuviera montones de libros publicados ya. El hecho de que no sea así puede querer decir, entre líneas, que el tipo no escribe taaaan bien. Tú sabes que uno siempre tiene que leer entre líneas, ¿no?
-Sí.
-¿Y sobre qué está escribiendo ahora el tipo?
-Ahora no está escribiendo nada, pero es como si lo hiciera.
-¿Cómo es eso?
-Mientras espera a la esposa, el tipo se imagina un millón de cuadros posibles para justificar su tardanza, pero a la vez reúne episodios de su pasado y los mezcla con lo que está sintiendo esa noche.
-¿Qué está sintiendo?
-Miedo, por supuesto. ¿Tú no tendrías miedo?
-Bueno, no sé. ¿Él la quiere?
-Supongo. Pero esa no es la cuestión. Lo que sucede es que en el cuarto de al lado duerme una niña.
-Ah, tienen una hija…
-No, ella no es hija de él. Pero el tipo siente algo especial por la niña.
-¿Cómo lo sabes?
-Porque el tipo ha inventado una serie de relatos que le cuenta a la niña todas las noches. Y porque leo entre líneas.
-Entonces tiene miedo de criar a la niña solo.
-No, qué va, la niña tiene un padre que seguramente se encargará de ella si la madre no regresa al final del libro.
-Bueno, no entiendo entonces a qué le tiene miedo.
-Uno siempre tiene miedo a que lo abandonen. Igual, tendrías que leerte la novela.
-Sí, pero me bajo en la próxima. Además, con lo que me has dicho es como si la hubiese leído ya.
-¿Tú crees?
-Seguro. Ahora si me preguntan puedo decir que me leí… La vida privada de los árboles, ¿no? ¿De quién es?
-De Alejandro Zambra.
-¿Cubano?
-Chileno.
-Ya sabía yo que esa imbecilidad de andar esperando toda la noche a la esposa no podía ser de un cubano. A nosotros no nos da tan fuerte.

Anuncios

8 comments

    1. En esta tarde que te dije ya aburrida, pues se me paso casi sin querer y llego lA NOCHE,M AQUI, QUE SON 7 20 AHI imagino seran las 2 de la tarde y un sol de madre que si sales te derrites, pues me he leido casi todos tus articulos, por los que te envio mis sinceras felicitaciones, todos me han gustado y mentiria si te dijera que uno m,as que otro, felicidades por lo amena que eres y por darle a esta cubana un pedacito de su tierra a la que tanto quiero y que vere pronto

  1. es verdad el vcubano se toma unja botella de ron, y al otro diA YA TIENE UNA SUSTITUTA pero me gustan tus relatos,nada hija que el aburrimiento me mata en esta isla de fuerteventura, donde te lo puedes creer en 10 lRGOS AÑOS NO HE VISTO NI UNA SOLA OBRA DE TEATROni un concierto, te das cuenta verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s