Contagio

sala
Una sala de hospital no se parece a nada. Mucho menos una sala de contagio. Sin acompañantes ni visitas. Sin más horizonte que la pared fronteriza del cubículo o el área encerrada bajo el mosquitero. Sudando la fiebre de la madrugada y tragando en seco, raspando las amígdalas y gritando en silencio, frenéticamente, que no deberías estar ahí, que todo ha sido una confusión, que terminarás enfermándote de veras, contagiándote con lo que sea que circule por allí.

Por toda respuesta, veinte batas blancas al día te recitan, en forma de pregunta, los síntomas que se supone deberías tener:
-Vómitosdiarreassangramientoporalgúnlugardolorabdominaldolorenlosojosdolorde cabeza, algo que te preocupe?

El hecho de que no tengas ni siquiera uno de ellos no importa en lo más mínimo. Síndrome febril sin causa aparente equivale a seis días de ingreso. Fin de la discusión. Lógica médica, supongo. The science wants what the science wants.

Los días pasan entonces entre ultrasonidos, conteos de plaquetas y duchas frías a cualquier hora —aún de noche, sin luz en el baño— para mitigar el calor y adoptar otra postura que no sea horizontal.

La famosa “comida de hospital” no tiene desperdicio. En serio, muchos hablan de ella sin tener ni idea de lo que nos pasan allá adentro a las cinco de la tarde. El día que ingresé, mientras esperaba a que mi madre fuera a casa por mis cosas cogí la bandeja y lo intenté. Lo intenté de veras con los frijoles y lo que creo era un muslo de gallina hervido. La enfermera me miraba con lástima. Errores de principiantes, pensaría.

Al segundo día quedó claro que mi fiebre se debía a una amigdalitis sencilla, que luego de una benzatínica y dos tandas de gárgaras de agua con sal desapareció del todo. Los seis análisis de sangre siguientes, el monitoreo de los médicos y el chequeo de la temperatura por los próximos cuatro días fueron simplemente innecesarios. El resto de mis vacaciones, arruinadas. Un intento de fuga fallido y cerca de veinte jabas de comida después, la prueba del monosuero arrojaría —¡thanks God!— que no tenía “la enfermedad” y me dieron el alta con la recomendación de guardar reposo por siete días. Como si los seis anteriores no hubiese hecho más que reposar y perder miserablemente mi tiempo. Y evitarme una multa de Epidemiología, claro, porque aparentemente mi amigdalitis constituía, durante esos seis días, un peligro para la integridad física de mi comunidad.

Anuncios

12 comments

  1. Tal parece que para usted su estancia en el hospital ha sido como una condena. Con independencia de los problemas y dificultades materiales que existen en nuestros hospitales, agradecida debía estar de que el personal de la salud, en particular los médicos y enfermeras, se hayan preocupado y ocupado de su estado de salud, realizándole toda una serie de exámenes complementarios durante ese período, con el propósito de poder diagnosticar a tiempo cualquier otra situación de mayor gravedad.

    1. Luis María: En Sancti Spíritus hay actualmente una situación delicada con el dengue, por lo que llegar al hospital con fiebre sin causa aparente equivale a seis días de ingreso sea cual sea la causa de la misma, lo cual me parece excesivo, deberían existir mecanismos o protocolos para una vez que se determine que la fiebre es por otra causa dar el alta. No tiene sentido permanecer seis días en una sala de contagio, con personas que sí tienen la enfermedad, por una simple amigdalitis. Además, dos meses atrás ya había estado enferma de dengue, no sé cuánto sabrá del tema, pero el cuerpo desarrolla una especie de inmunidad a la enfermedad por algún tiempo, entonces dígame, cuáles eran las probabilidades de tuviera dengue otra vez y sin ninguno de los síntomas?

    2. Como se te ocurre estimada Luis Maria, decir que: “su estancia en el hospital ha sido como una condena”…..Claro que ha sido de una condena, que Usted hubiera escrito un articulo mas largo y acido si la hubiera sufrido en carne propia.
      Ud lo que tenia que opinar es que se le den mayores consideraciones alimentarias y de esparcimiento a esas personas en “cuarentena” y no estar cacareando de la preocupacion de medicos y enfermeras. Para nadie es un secreto la capacidad y dedicacion de medicos y enfermeros Cubanos a nivel mundial, pero de ahi a que lo tome de justificacion para hacer sufrir despiadadamente por una simple amigdalitis, y mas aun, los que sufren por padecer otra enfermedad contagiosa, es bien diferente.
      Usted no leyo en realidad la direccion de la angustia y el pesar padecido, y debe ser internada en la misma sala, no vaya a ser que este contagiada con ebo/tontera.

      1. Saludos:

        Es cierto que la situacion del dengue es algo serio, nos llego un dia y se ha quedado para siempre, en Santiago de Cuba esta enfermedad se ha hecho endemica…

        Yo me solidarizo con la periodista, pues algo parecido lo sufri con mi hija, que tenia un mes de parida, y presento malestar general en todo el cuerpo, fiebre y diarreas, ella alegaba que era debido a una ingesta, pero como a todos los niveles se alerta que ante cualquier sintoma febril hay que correr para el medico, enseguida corrimos con ella para el hospital, alli le hicieron todos los analisis correspondiente y estos dieron normales, ademas mi hija ya no presentaba fiebre, lo que mantenia eran las diarreas esporadicamente, no obstante el medico determino ingresarla por sospecha de dengue; imaginense en que estado se puso mi hija y toda la familia, pues la bebita hasta ese momento solamente se alimentaba del pecho de su madre, insistimos con el medico que la dejaran ese dia en observacion para ver si la fiebre no se repetia, pues insisto el malestar como tal desaparecio enseguida, excepto la necesidad de ir al baño cada cierto tiempo, pero nada el facultativo se mantuvo en sus trece y le indico ingreso para el hospital Ambrosio Grillo, cerca de 12 Km o mas de S. Cuba. Al final logramos que el ingreso fuera en el Clinico Quirurgico, aqui en S.Cuba y solo estuvo ingresada 4 dias pues hubo que darle el alta debido a que ni nietecita de un mes de nacida hizo intolerancia a la leche indicada a los bebes de 0-1 año produciendole diarreas constante, por lo que tuvo que ser ingresada en el hosp. infantil la ONDI.
        Mi hija ya habia padecido esta enfermedad hacia un año y medio, estuvo ingresada por 7 dias.
        Indiscutiblemente esta enfermedad no es juego de muchachos y hay que tomar todas las medidas preventivas para evitar lo peor; pero coincido con la periodita que si los resultados de los examenes dan negativos, como fue el caso de mi hija, despues de unas horas en observacion si el paciente no presenta sintomas alarmantes, lo manden para su casa bajo la supervision del area de salud correspoindiente.

  2. Errores hay miles. Puedo hacer tantos cuentos personales como para llenar todo el largo de este blog. No hace mucho le diagnosticaron, sin análisis, infección en los riñones a mi esposa y cumplió la toma de antibióticos que le mandaron. Por poco se muere ya que tenía el dengue, por suerte uno ligero. A esa hora sí querían ingresarla en un hospital que había que cargar el agua en cubos de un piso a otro superior. No tenia signos de deshidratación y querían ponerle un suero. Para negarse hay que firmar papeles, y así lo hicimos. Esperamos el transporte en el policlínico y nada. Después de dos horas, tuvimos que firmar otro papel de que iríamos nosotros por nuestros medios. Al día siguiente fuimos, nada de ingreso, en casa hay mejores condiciones y hasta menos mosquitos.

  3. Una verguenza este post. Es una concentración de anticiencia. Parece escrito por esos evangelistas de USA que niegan la evolución.
    O por la partidas de estúpidos que no quieren que sus hijos se vacunen o están en contra de los alimentos transgénicos (jejeje si saber si quiera lo que son).
    Pero bueno, para eso son los blogs….para desahogarte. Solo te deseo que el MINSAP te haga caso y no ponga en cuarentena a un vecino con Dengue….suerte!!!

    1. Jose, yo no niego la evolución, ni la ciencia, ni la ayuda médica, ni siquiera al MINSAP, solo pedía sentido común. No sé si leyó de verdad o se quedó en el primer párrafo, pero no tenía dengue, solo amigdalitis, qué sentido tenía entonces estar en cuarentena rodeada de personas que si padecían la enfermedad?

  4. tu articulo muy bueno, se habla de metodo clinico como herramienta y se aplica, usar el sentido comun, si a los dos dias tenia una amigdalitis sata, que hacia ocupando espacio y perdiendo tiempo en un hospital, sentido comun amiga

  5. Este artículo de Diana es una anécdota personal, y como tal debe ser respetada en su forma y contenido. Tal vez, pudo haberla suavizado si no la hubiera escrito al calor de los hechos. A lo mejor una frase como “al tiempo que agradezco las atenciones… deseo hacer notar…”, habría servido de bálsamo linguistico. De cualquier manera, hay algo importante que son los protocolos médicos, y es evidente que deben ser mejorados o simplemente cambiados para el diagnóstico de esa enfermedad, que se ha convertido ya en una gripe nacional. Eso es lo más importante que debemos sacar de la reflexión de Diana. Y por cierto, a ella quería comentarle que contraer el dengue no la inmuniza, incluso aquellos que lo han contraído son más propensos a volver a contraerlo.

  6. Por supuesto dianita, una vez que les tocas el tema sensible a los del gobierno enseguida mandan la “unidad de respuesta rápida” para contrarrestar a toda costa lo que esté escrito a si sea de partículas subatómicas o dengue, evidentemente estas personas que contestan como JOSE y LUIS MARIA no les importa un carajo lo que pases, a ellos lo que les interesa es cuidar la “integridad” del sistema de salud cubano, que hablemos claro, todos sabemos que funciona apenas, cuantas historias no hay de mal diagnóstico,malos tratos,falta de recursos, y demás. Al final lo único que hacen es apañar lo mal hecho… Bien por ti, no dejes de escribir porque a un par de elementos del sistema se les ocurra escribir lo que les estan dictando otros..je je je

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s