Qué hacer ahora que el Mundial se acabó

1.Descansar de los narradores deportivos de la Televisión Cubana. 2.Disfrutar de una variada y exquisitamente planificada programación de verano. 3.Seguir mirando la venganza de Nina. 4.Soportar a los cuasi alemanes que ahora salen de los surcos como mazorcas. 5.Quejarnos del arbitraje y atacar a la FIFA. 6.Reírnos de Brasil. 7.Extrañar la –y solo la– musiquita…

Y la azzurra dolió…

(…como duelen las cosas que no tienen mucho sentido) Para ver el Italia-Uruguay de ayer me fui lejos de la redacción. Me fui a la casa de un amigo –llamémoslo Carlos- conocedor de fútbol, de literatura y de música cubana y de pelota, y que obviamente prefería a Uruguay. Pero me fui a su casa…