niños

Jugar a la mano

snoopy-01
Lo primero que hacíamos, antes de buscar una piedra plana, escupir una de sus caras y lanzarla al aire para ver quien bateaba primero, era escoger los equipos. Hasta tercer grado fui mantequilla, o caramelito, que significaba ser escogida la última y que los outs no eran realmente outs, pero esa fue la mejor manera que encontraron los grandes para integrar a un puñado de chiquillas a sus juegos. Siempre a la mano, porque con bate se nos hacía muy difícil, y los caramelitos podíamos lanzarla, con una sola mano, para tratar de que la pelota llegara al menos al pitcher que no pitcheaba, pero que era el tipo del equipo. (más…)