La Beca

Al 7B y al 11B, cómplices Uno no se da cuenta de que La Beca lo devora hasta que comienza a perder la mirada en el horizonte demasiadas horas demasiados días a la semana. Y lo peor de todo es que La Beca te devora despacio, sin prisas. Para que aguantes los cinco años creyéndola…