Jugar a la mano

Lo primero que hacíamos, antes de buscar una piedra plana, escupir una de sus caras y lanzarla al aire para ver quien bateaba primero, era escoger los equipos. Hasta tercer grado fui mantequilla, o caramelito, que significaba ser escogida la última y que los outs no eran realmente outs, pero esa fue la mejor manera…

De la ausencia y el béisbol

El día que Yuliesky Gourriel jugó en el José Antonio Huelga con la camiseta de Industriales ya hacía tres meses de la muerte de mi abuelo. Una neumonía asintomática que se lo llevó en apenas doce horas. Cuentan que en ese primer partido la gente sacó carteles y lo insultó de lo lindo. El Yuli…